jueves, 3 de julio de 2014

Edu Madina, cosecha del 76.


¿Por qué Edu Madina?

Es de mi edad, apenas nos llevamos tres días y tal vez tenga por él la empatía que no siento por los otros candidatos, ya sea por edad o por el contenido de su discurso o actitud.


En algo nos parecemos, y seguramente no sea nuestra mejor aptitud, y es que somos serios. Mucho. Y lo que es peor aun, lo aparentamos. Eso nos hace a veces parecer antipáticos, sosos, o poco accesibles. Vale, admito que hablo principalmente de mi y que Edu no se merece tal definición (aunque alguien me ha hecho ver este paralelismo). Pues lo que queráis, a veces es mejor caer en gracia que ser gracioso. Pero yo no es lo que quiero para el PSOE ni para un hipotético Gobierno.

Edu dio un golpe en la mesa… y ha sido cuando el aparato más ha temblado. Eduardo tuvo que apostar por la Secretaría General condicionada a la consulta de los militantes, cuando posiblemente su deseo hubiese sido ir directamente a las primarias. Primarias que se ha comprometido a mantener si resulta elegido. También ha tenido que lidiar con el trabajo de fontanería y la “nopreferenciaoficialdelaparato”. Aparato que sin embargo se ha dedicado a recolectar avales hasta de forma telefónica y cuyos apoyos y reculadas han resultado sonrojantes.

Edu es víctima del terrorismo y un tío del PSOE. Parece que esto es un pecado para la rancia prensa de la derecha carpetovetónica española, y esto a su vez le ha convertido también en víctima de furibundos ataques de los chicos de la caverna. Para mi esto son  avales no suman en el cómputo, pero algo bueno tendrá si la carcundia le teme, verdad?

Edu es un apasionado de la política. De esa buena política la que hemos conocido muchos, la del PSE, la de la herencia de Ramón Rubial, de esa política socialista de altas miras en Euskadi. Unas esencias que a pesar de sus años en Madrid no ha perdido y que le sirven de referencia, como dejó claro en la presentación de su candidatura junto al busto de Ramón Rubial en el Senado.


Aclaro que esto no es un perfil sobre Eduardo Madina. Es “mi perfil” sobre Edu Madina. Ni mas acertado ni menos que otros. Es mi impresión personal y la que me hizo avalarle (solo por dar un puñetazo en la mesa y cambiar el paso de muchos, ya se merecía optar a la candidatura), porque pienso. También es lo que me hace apostar por él para Secretario General. Confieso que solamente hemos coincidido una vez en persona, fue en Portugalete en un mitin con muchos compañeros y en el que tuve la oportunidad de conocer a su chica, Paloma. También en eso nos parecemos. En el “exotismo” de nuestras respectivas parejas, aunque Paloma de Sevilla e Indira de Barranquilla tal vez sean únicamente parecidas en la rima consonante de su lugar de procedencia.

Por eso. Porque seguramente compartimos horas viendo “La bola de cristal” cada uno en nuestra casa, porque nuestras madres compartieron tiempo de ingreso hospitalario en aquel enero del 76. Porque seguramente celebramos aquellos triunfos del Athletic en los 80 y conocimos siendo unos críos los efectos de las inundaciones del 83. Porque seguramente tenemos mas cosas en común y porque hay que “romper” el tapón generacional de este partido. Alejado de amiguismos, reforzando el compromiso con los viejos ideales que están en plena vigencia y escuchando a nuestros conciudadanos a pie de calle. No tenemos que innovar en muchas cosas, solo llevarlas a la práctica y olvidarnos de tanta retórica.  

Para ello hay que ir abriendo las ventanas, eliminando puertas giratorias, olvidarse del “ahora no toca” y afrontar paso a paso y con coherencia los desafíos que nos esperan. Anteponer los intereses ciudadanos al poder político, dejar de hacer las cosas mal por el bien, supuestamente, del país.


Pues yo voy a votar a Edu Madina. No hago caso de las encuestas que le dan favorito, ni tampoco  me importa hacerlo público. Independientemente del resultado y de lo que acontezca en el Congreso, apoyaré después a quién sea elegido si no es él.

Edu Madina: un tío preparado al que no le están preparando el camino.



No hay comentarios: