lunes, 26 de mayo de 2014

Preparados, listos... primarias! (o la resaca electoral europea)


Me animo a retomar el blog (que ya era hora) tras la resaca de las elecciones europeas tardaría tanto en hacerse que llegaríamos a la campaña de las siguientes, pero a ver si saco algunas conclusiones, personales, eso sí, y vemos que pasa.

Comenzamos por los de casa. El PSOE se ha llevado un golpe, otro. Y tiene que ser el último por una cuestión de lógica supervivencia. No va más. Hay que tomar las decisiones postergadas, adormecidas, aletargadas. El ciclo de Alfredo Pérez Rubalcaba terminó hace tiempo, y hay que reconocerle no solamente su trayectoria y valía, sino el empeño en llevar la transición hasta las próximas generales de una forma sosegada. Pero el punto de inflexión ha llegado (o al menos debe de serlo) pues la gente nos lo pide. Por la calle. Simpaatizantes de otros partidos y ex votantes que reclaman “haced algo de una vez los que podéis”. Pues efectivamente, se ha hecho algo, pero las políticas requieren, además de trabajo de fondo, gestos y acciones. Y en esto último hemos fallado en el partido. Rubalcaba debería y posiblemente hará tras la Ejecutiva Federal de hoy, anunciar que no se presentará a las primarias. Unas primarias cuyo proceso no debe dilatarse más, y que rescate el debate de las ideas.

Un gran político socialista, activo e incombustible me dijo una vez que la suavidad en las formas no debe alejarte de perder de vista los objetivos de fondo. Hoy, el coqueteo con las políticas del “debemos hacer esto porque nos lo dicen de Europa” ha de pasar a la historia, y quién dirija el nuevo proyecto ser consecuente con ello. Ya se ha hecho autocrítica (yo en mi debe pongo que debería haber sido mas insistente con mis compañeros/as)

Cuando uno mira a su derecha en el sprint, vienen los “tapados” y te adelantan por la izquierda. Y esto no puede ser, porque no es ninguna sorpresa. Los tapados llevan ahí mucho tiempo. Si no hubiese sido “Podemos” (más vale que cambien de logo si no quieren que les llamen “Pablemos”), hubiese sido iU, EQUO, o cualquier otro.

Me queda el consuelo, de rescatar el debate público de las ideas, no el de los congresos y los delegados (que cumplen su función, pero ahora necesitamos algo más, algo del siglo XXI), de las candidaturas, de las ideas, los equipos, del activismo social. Creo que no es tiempo de un congreso extraordinario, no por necesidad, sino por oportunidad, ya que creo que entorpecería el desarrollo y debate de las primarias del partido.
Sinceramente, quien me conocen saben de mi afición al Excel para la planificación. Y os aseguro que me gustaría tener uno con los candidatos y candidatas, sus proyectos, ideas, etc. y luego poder escucharlos y hacer unas primarias abiertas a afiliados y simpatizantes.

En cuanto al PP no voy a hacer análisis. El PP tiene unos gravísimos problemas, y honestamente, siempre me han dado igual, su fondo electoral, sus “fichajes en urna”, su orden interno…
Su satisfacción en la comparecencia de anoche de Cospedal y Cañete lo dice todo. “Hemos ganado las elecciones”, pues si, y como bien dice el refrán español que me enseñó mi abuelo Jerónimo cuando vendía barquillos junto a las Ventas en Madrid, “para ti la perra gorda”. Pues eso.

En cuanto a iU, otra oportunidad perdida más. Al igual que UpyD. Su alternativismo se ha convertido en estancamiento (no en diputados, eso sí), y sus proyecciones se han visto truncadas, por Podemos por la izquierda y por C’s por la derecha, aunque veremos caras sonrientes sabemos que esperaban otras cosas. Sobre todo en Cayo Lara y su coalición que dio un portazo a Podemos que le reclamaba (que escándalo) primarias abiertas.

Creo que merece una mención aparte merece Equo y la oportunidad que ha perdido. Su potencial ecosocialista ha sido absorbido por Podemos en una gran parte. Tal vez sea debido a la escasa presencia mediática, y da la impresión que no se ha amortizado el esfuerzo de los últimos años. Tampoco entiendo que la lista la encabezase Compromís, de ámbito más redicido que la formación de Juantxo Lopez de Uralde, ni las alianzas con, por ejemplo, la escisión castellanista. Creo que a nivel nacional ha perdido una gran ocasión.

Lo peor de las elecciones no son los resultados, es la apatía abstencionista. Da la impresión y los números lo reflejan es que los votantes están muy cabreados, y los no votantes, cabreados o no, han optado por quedarse en casa. Salvo los catalanes que apoyan a ERC, que han lanzado un claro mensaje a Rajoy, que supongo leerá, si tiene tiempo en estos días, antes de que comience el mundial de fútbol, claro.  El problema del cabreo con Europa es como se canaliza, para ejemplo en Francia en lugar de repartir los votos se los han regalado al protofascista Frente Nacional, dando por sentado algo evidente, que ni Hollande ni Valls han seguido la reciente trayectoria del PSOE ni de oídas.

Ahora dirán todos los tertulianos que callaban como muertos que “se veía venir”, como mis denostados economistas. Este es el resultado. Las fórmulas tradicionales no sirven, el comportamiento tradicional del electorado, ya no es tal. No se puede predecir todo. Las encuestas dicen lo que los partidos quieren oír y casi cualquier persona tiene acceso a la información por medios alternativos. Los medios alternativos son los medios. Las redes sociales e internet no son cosas de chavales y cada vez se utiliza más por todos los estratos de edad. Primero la dialéctica y luego la aritmética.


Yo de momento voy a solicitar plaza vacante de tertuliano en La Sexta, que nunca se sabe, porque en el duo musical de Alejo Vidal-Quadras (vox) y Carlos Iturgaiz (trikitixa), no hay sitio para mas. 
Además espero estar muy ocupado en mi escaso tiempo libre disfrutando de las primarias del PSOE, que serán sin duda una borrachera de ideas e iniciativas, y que nos saque de esta resaca. 

No hay comentarios: