domingo, 27 de diciembre de 2009

plumas, aceites, plumeros y Moneos.




Para no hacer múltiples entradas en el blog abrevio desde el mismo título, y a ver si soy capaz de sintetizar lo que quiero decir, y elegir las palabras adecuadas para ello.

En cuando a las plumas es sencillo, desde el el Ayuntamiento pedimos a la Junta de Castilla y León que tome las medidas para erradicar de nuestro municipio, único de Burgos con esta especie invasora que ha proliferado por las cunetas de las principales carreteras. La petición es sencilla y concisa, eliminarla por motivos estéticos y para favorecer la biodiversidad. Sabemos que una cuneta no es un hábitat de especial interés, pero en los entornos cercanos de Bizkaia hemos visto como ha invadido marismas, humedales y vamos a tratar de que Mena sea tierra non grata para la Cortaderia selloana. La Junta es la titular de las carreteras que son el vector de propagación de esta especie invasora. Hace un año, también a petición del Ayuntamiento menés, se pidió un diagnóstico de la situación, y ante el empeoramiento manifiesto de la misma, pedimos nuevas acciones.



Vista en Las Campas-Gijano de las famosas plantas

ASAMIMER, la Asociación para la Ayuda a las personas con discapacidad intelectual de las Merindades y el Ayuntamiento del Valle de Mena, colaborarán el próximo año en el empleo de estas personas en riesgo de exclusión social para la prestación del servicio de recogida de aceite vegetal doméstico usado a los particulares meneses, que serán los primeros de la comarca receptores del servicio en nuevos contenedores que se ubicarán en en diversos puntos del municipio. Un paso adelante para este colectivo, que necesitará también de la colaboración necesaria de otros municipios en la comarca, para lo que defenderemos también desde otros órganos comarcales el apoyo a dicha asociación, que en tiempos de crisis, es mas vulnerable, si cabe.

En cuanto a los plumeros, para aquellos que tratan de dar imágenes erróneas de la realidad, y que tratan de pescar en río revuelto, normalmente enturbiado por ellos mismos, recordar que son varios los ejemplos de meticulosidad medioambiental en varios proyectos muy representativos que se desarrollan en el municipio, afortunadamente, con sus estudios de impacto ambiental realizados, aprobados y si se me permite bendecidos, por la Junta de Castilla y León. El resto es considerar el Valle de Mena como un coto privado de caza donde cualquier actividad en el campo, es un blanco fácil para aquellos que lo ven y les molestan otras actividades que interfieran con su ocio.


Estoy seguro, por otra parte, que en la planta de reciclaje y valorización de neumáticos de Moneo que tanta controversia está suscitando en la comarca, no tendrá ningún inconveniente en someterse voluntariamente a una Evaluación de Impacto Ambiental, para comprobar su idoneidad o no en el entorno en el que se pretende construir. Si bien es cierto que el suelo industrial en la comarca es barato (promoción pública, aquí se gasta la Junta los dineros, en hacer polígonos lejos del Valle de Mena, que tienen que ser de promoción privada y por tanto mas caros), parece que para ellos tiene que ser mas barato aún, así que tenemos que recurrir al terreno rústico en una pedanía para amortizar más rápido la inversión. En cuanto a la repercusión ambiental del mismo, parece que no está claro por las diferencias que se encuentran con la planta de Aznalcóllar, en Sevilla, por lo que la realización de un estudio riguroso debería estar ya en marcha, y apelar a la responsabilidad social ante la contestación social que ha surgido en las últimas semanas, principalmente debido a la falta de información que desde el proyecto se plantea.


El debate da mucho de sí, y la responsabilidad y decisiones de quienes gestionan Medina y sus pedanías, y representan provincialmente a la comarca, deben estar a la altura que el proyecto y la ciudadanía se merecen.





No hay comentarios: