domingo, 24 de mayo de 2009

Europa, Europa.

Cuando un derecho no es obligación, hablamos del voto. Hay países con voto obligatorio, y muchos otros en los que la voluntad popular no se puede expresar por este medio.
Mis primeras elecciones fueron unas Europeas y siempre las recordaré con un cariño especial. El procedimiento, las diferencias al ser considerado cada Estado como un distrito único, sin la "localidad", y las ideas de lo cercano. Pero algo me ha dado la experiencia de estos pocos años y es comprender algo del alcance de las mismas, que parece muy lejano para mucha gente, pero que se refleja en la cotidianidad, algunos ejemplos son:
- Jornada laboral: Alguien se imagina que se pueda trabajar hasta las 65 horas semanales? Pues lo hemos escuchado mucho en los últimos meses. El empeño de muchos compañeros del grupo socialista europeo, y de ellos muchos españoles, han logrado frenar hasta ahora esta infame propuesta neoliberal.
- Políticas medioambientales: Europa pone los marcos normativos para las declaraciones de zonas protegidas, la famosa ya Red Natura 2000 que tantos dolores de cabeza da a empresarios sin escrúpulos, y a politiquillos rancios que les da lo mismo un águila real, que cortar un bosque. Europa ha reclamado a las reticentes y temerosas CC.AA. el aumento de zonas protegidas, y a los Estados que cumplan sus compromisos en materia medioambiental, y las sanciones, son de las que se hacen notar.

Pero hay que votar, para salir de una crisis y que los trabajadores no perdamos plumas por el camino, para que las prestaciones sociales se mantengan y sigamos alejados del sistema de los Estados Unidos, y también para seguir peleando por una Europa con justicia social, para alejarnos de las propuestas neoliberales que nos han metido en esta crisis, para tener un nuevo modelo económico más competivivo, para poner en valor y mostrar al resto de Europeos nuestros ingentes trabajos en políticas y Estrategias de Desarrollo Sostenible, para que el modelo social europeo que tantos años de lucha obrera ha costado conseguir siga vigente con fuerza en la realidad parlamentaria, y sobre todo, porque este partido se juega en Europa, y porque contamos con validos como Ramón Jaúregi, nuestra compañera Iratxe García, Eider Gardezabal, Pepe Borrell, Barbara Dührkorp, Alejandro Cercas, Juan Fernando López Aguilar y muchos otros que han defendido y defenderán los intereses de los españoles, con un marcado sentimiento europeísta.

Somos Europa, y debemos ser Europa. El 7 de junio, seremos más Europa.

No hay comentarios: