domingo, 8 de junio de 2008

regreso a la ¿rutina?

No hay tregua... Barricada lo decía (lo sigue diciendo), y así ha sido después de una ausencia forzada. Hoy me doy el domingo para reposar un poco de este último mes y medio intenso. Comenzando por el final, a mi regreso al trabajo, la mala noticia del ingreso en el hospital de mi compañero mas cercano y su previsible baja prolongada. A ésto le sumamos los asuntos pendientes y el estrés diario, ya multiplicado por dos. Si le añadimos a la mezcla los coletazos finales de la negociación del convenio colectivo de los trabajadores de mi empresa, nos queda un cóctel cargado y lenta digestión. Con respecto a lo último, a la nula participación y entorpecimiento del proceso por un par de sindicalistas de bajo perfil, se ha opuesto la reivindicación constructiva y la visión de futuro de quienes queremos asegurar unos salarios dignos y unos beneficios sociales ligados a una producción acorde a los medios y posibilidades de producción. Una remuneración justa al fin y al cabo que pronto se hará realidad y unas expectativas de prejubilación que contentarán al mayor, y al joven que mantenga expectativas.
Dicho esto, y tras dos semanas agotadoras, agradezco al compañero Ander y a la Comisión de Fiestas lo que tuvimos anoche en Villasana. Un pedazo de concierto de El Mentón de Fogarty (honestamente, no los había escuchado antes, aunque conocía su nombre) y una caravana con go-go's, drag queen, trafuegos y malabaristas, que mantuvieron fija la vista del personal tras el concierto. A los primeros les adquirí un CD a precio de "vermouth y boquerón", pocos euritos por 12 cortes de gran calidad... y para el recuerdo algunas versiones que la fuerza del directo hizo pegar saltos a mas de un "pureta".... y buen final, y mejores expectativas para el fin de semana próximo.
Anoche prometieron beberse Villasana entera, no sé si habrán dejado algo.
Domingo: llueve, necesito una sola cosa más.

No hay comentarios: