martes, 10 de junio de 2008

la solidaridad del transportista

No deja de sorprenderme la “solidaridad” gremial en el que un paro patronal, y sus piquetes “informativos” bloqueando las entradas a las grandes ciudades, jodiendo al resto de currantes que por su culpa tienen que pasar horas de espera en las gasolineras y en los atascos, entre otras lindezas solidarias de uno de los sectores mas caninos del mercado, el de los transportistas. Claro que aquí tenemos que diferenciar entre los camioneros, asalariados y autónomos, entre los cuáles tengo gente muy cercana, y bien conocemos los esfuerzos y los horarios interminables. Pero también tenemos que decir muchas cosas de un sector que ha puesto como excusa el aumento del precio del petróleo para hablar de la “inviabilidad” de las tarifas de transporte. Yo me pregunto ¿Qué tarifas? En un sector liberalizado y en cualquier mercado si sube la materia prima, sube el producto. Yo cuando he tenido que comprar un billete de avión, me aplican el recargo de combustible, algo que no ocurre en las agencias de transporte, que se ponen zancadillas unas a otras a la hora de contratar los viajes. Acaso se engañan ellos mismos pidiendo unas tarifas mínimas que luego no van a cumplir, a sabiendas que la Unión Europea no permite estos intervencionismos. Ahora igual se acuerdan del milagro económico que provocó la privatización de Telefónica, Endesa, Iberia y otras joyas de la Corona y la liberalización de los mercados. Milagro de tesorería para un Estado gastador, y duró lo que duró. Como ese es otro tema, volveremos al tema en cuestión. Este paro patronal y huelga de algunos autónomos bienintecionados, tiene detrás lo que realmente sacude al sector: la escasa cantidad de cargas disponible en relación a 2006 y 2007, con la misma o mayor flota de camiones en el mercado. La competencia es muy fuerte y siempre se fastidian los mismos, y hay que apoyar a los que legalmente cumplen con sus horas, sus pesos, y honestamente ganan un dinero, mucho o poco. Tal es la honestidad de alguna de estas agencias de transporte, que en la semana de "huelga " mandan de vacaciones a sus empleados. Coste del paro patronal: 0€. ¿Y los daños colaterales? Expedientes de regulación de empleo en las fábricas que trabajan en cadena...Ahora bien, ya estamos un poco cansados los de siempre que una mal entendida solidaridad toque las narices a medio país y chantajee al personal sin que les cueste nada al bolsillo, solo por su escasa competitividad. Mañana saldrán los fontaneros porque sube el acero inoxidable y los albañiles porque sube el ladrillo, pero saldrán solos porque no pueden coaccionar a las gasolineras a golpe de piqueta. A ver si nos vamos a encontrar grifos y palés bloqueando las carreteras… si al algún transportista que haga el porte.

No hay comentarios: